La Comunidad

Nuestro compromiso es con la comunidad y el medioambiente

El vínculo con la Comunidad es innato, un lazo lleno de aventuras nos une y traspasa lo existencial, hemos compartido innumerables vicisitudes y cientos de anécdotas que son contadas en Guaraní.

Pudimos agruparnos con facilidad uniendo las voluntades para trabajar con respeto por la tierra y por el bien común. Todos formamos parte de este cambio de conciencia y compartimos este camino de evolución como seres humanos, sembrando el ejemplo para las nuevas generaciones.

Brindamos cursos de capacitación para producir con técnicas regenerativas y promotoras del cuidado ambiental.

Nos enorgullece colaborar y acompañar al comité de las laboriosas Mujeres DejaVú, las que se reúnen periódicamente para fomentar el vínculo, encontrar respuestas a inquietudes y compartir conocimientos sobre cómo revalorizar su rol en la familia y la comunidad.

 

En los niños está puesta toda nuestra esperanza para sembrar la semilla más delicada y fértil para el futuro. Proyectamos habilitar una pequeña escuela para despertar su interés por el respeto y el amor a la naturaleza a través de la danza, el arte y la música.